Jueves,23 de octubre de 2014

64 familias, obligadas a pagar 1,2 millones a la constructora de sus casas

"Nos sentimos indefensos. Es una pesadilla". Miguel Claudio es uno de los propietarios del barrio residencial Villas de Zarzalejo IX que deberán pagar cerca de 1,2 millones de euros a la empresa constructora que inició las obras de sus casas, que fue sustituida por otra en el año 2008, al considerar los propietarios en aquel momento que la empresa había incumplido su contrato y abandonado los trabajos.

Ha sido el titular del Juzgado Mercantil número 6 de Barcelona, precisamente el que pilotaba el concurso de acreedores de la constructora Pedralbes, el que ha fallado que estas 64 familias deberán pagar más de 18.000 euros cada una a la empresa. Lo decidió después de que los propietarios aprobaran demandar a la compañía ante el juez por considerar en primer lugar que ésta había roto unilateralmente el contrato que les unía y que además les había cobrado por encima de lo que debía. En total, las familias reclamaban su condición de acreedor de la constructora y la exigían el pago de casi un millón de euros.

El juez, sin embargo, no sólo no les ha dado la razón, sino que ha aceptado la contrademanda de Pedralbes, que acusaba a su vez a los propietarios de ser los responsables del incumplimiento del contrato. El juez cree que Pedralbes no incumplió los criterios objetivos que justificasen que se rompiera el contrato por parte de los propietarios, y considera que, aunque la empresa estaba en concurso de acreedores, esta era capaz de continuar con las obras. Por ese motivo, considera que las 64 familias deberán pagar a la constructora una cantidad de casi 1,2 millones de euros.

En su sentencia, el juez rechaza los criterios tanto del perito presentado por los compradores de los pisos, como del perito judicial, y se acoge al informe pericial presentado por la empresa. Además, recuerda que existieron retrasos en los pagos de las certificaciones por parte de los propietarios, que trabajaban con la empresa Bitango, tristemente conocida por los numerosos problemas generados en Arroyomolinos y otras localidades de Madrid bajo su gestión.

De hecho, el propio juez pone en el punto de mira en su sentencia la gestión de Bitango: "Por la contratista se atribuye a la actuación irregular de Bitango Promociones S.L, como gestora representante de la comunidad, la causa que ha originado la resolución del contrato controvertido, con la finalidad de justificar frente a los comuneros el incumplimiento de los pactos asumidos frente a éstos".

Sea como fuere, los propietarios se enfrentan ahora a un pago de alrededor de 18.000 euros por familia. "Creemos que este proceso es profundamente injusto; nos hemos visto perjudicados por la mala gestión de una gestora como Bitango, que colecciona sanciones y sentencias desfavorables, y ahora además le tenemos que pagar a la empresa que abandonó la construcción de nuestras casas y que, según un informe pericial que contratamos, nos cobró por encima de los costes", insiste uno de los afectados por esta situación. No sólo acabaron por pagar sus casas en torno a 20.000 euros más caras del precio que pactaron inicialmente con Bitango -que era precio cerrado- sino que ahora pueden verse obligados a desembolsar miles de euros más.

Y no son los únicos. De hecho, las promociones V, VII, VIII y XII están afectadas por el mismo problema. Por ejemplo, el Juzgado Mercantil número 6 de Barcelona ha decretado la ejecución de la sentencia emitida contra la promoción XII, a la que se condenó a pagar cerca de 2,2 millones de euros.

Mientras tanto, los vecinos esperan que su recurso ante la Audiencia Provincial les de la razón y solucione lo que consideran "un total desaguisado".


Vídeos de YouTube relacionados

Loading...
Loading...