Lunes,22 de mayo de 2017

Ganar Alcorcón pide paralizar la adjudicación del CIPA

Ganar Alcorcón ha pedido al Ayuntamiento que paralice la adjudicación de la gestión del Centro Integral de Protección Animal (CIPA) a la empresa Recolte Servicios y Medio Ambiente, S.A.

Según la candidatura de unidad popular, la empresa está vinculada con Vetmóvil y su propietario Francisco Javier Birlanga Urbán, que ya han recibido denuncias en el pasado por maltrato animal y sacrificios masivos en centros de protección animal.

"El PP ampara el maltrato animal y el sacrificio masivo con la adjudicación a Recolte-Vetmóvil, teniendo conocimiento del historial de denuncias contra esta empresa y contra su responsable", denuncia el portavoz de Ganar, Jesús Santos.

En este sentido, Santos ha explicado que “el PP de Alcorcón no solo privatiza un servicio municipal, saliéndonos dos veces más caro que en la actualidad, sino que despide de momento a cinco empleados municipales interinos que trabajan en el CIPA".

El líder de Ganar Alcorcón carga contra David Pérez y señala que “la defensa de la Ley de sacrificios cero, de la que hace gala en diferentes medios y en el Pleno del Ayuntamiento, es pura hipocresía". Y  sentencia que "ni implantó esta política en nuestro municipio ni la va a aplicar a la vista de la adjudicación a Recolte”. 

"NO CONSTAN DENUNCIAS"

Por su parte, el Ayuntamiento de Alcorcón ha señalado que no le "consta que la empresa en cuestión tenga ninguna sentencia ni sanción administrativa que avale dichas afirmaciones". Además, señalan, "la mesa de contratación es un órgano independiente que tiene unas pautas a seguir regladas para dichos concursos públicos". 

El Gobierno local sale así al paso de las quejas de Ganar Alcorcón y asegura que "lleva 6 años impulsando el sacrificio 0. Todas las empresas que trabajen o colaboren con el Ayuntamiento de Alcorcón están sometidas a las leyes y demás preceptos legales de protección animal y sacrificio 0".

Así, desde el Consistorio insisten en que "en los pliegos de adjudicación existe un control y un responsable, en este caso un funcionario de este ayuntamiento, que actuará como supervisor de ello, de forma exclusiva, y con la ayuda si fuese necesario de las asociaciones de protección animal de Alcorcón".